El cerebro sigue mandando impulsos eléctricos

El cerebro sigue mandando impulsos eléctricos 37 horas después de haber muerto