En 1912 el sastre Franz Reichelt puso a prueb

En 1912 el sastre Franz Reichelt puso a prueba la eficacia de una chaqueta-paracaídas saltando desde la torre Eiffel