En una excitación, el clítoris se llena de sa

En una excitación, el clítoris se llena de sangre y se vuelve erecto, doblando su tamaño