Los motores de avión se diseñan a prueba de …

Los motores de avión se diseñan a prueba de aves.

Cuando un motor de avión absorbe un pájaro, el animal puede atascar la turbina y parar el motor. Es conocido el caso de una bandada de gansos que atascó ambos motores de un Airbus A320 de 150 pasajeros justo después de despegar del aeropuerto de LaGuardia en enero de 2009, lo que obligó al piloto a hacer un aterrizaje de emergencia en el río Hudson.

Motores de avión
Motores de avión

Aunque una posible solución a estos percances podría ser el cubrir los motores con una pantalla o una serie de barras, el hecho es que no es nada práctico. Un ganso medio que pesa 5,4 kg impacta contra un avión que viaja a unos 200 km/h en el despegue. Esta es más o menos la misma fuerza que tirar un piano de cola desde el segundo piso de un edificio. Además, cualquier pantalla crearía turbulencias e impediría que la libre circulación de aire llegara al motor, debilitándose así su propulsión. Y si la pantalla se rompiera con el impacto, también podría ser absorbida por el motor, causando aún más daños.

Las regulaciones de la Administración Federal de Aviación exigen que, antes de que cada nuevo motor se apruebe, debe demostrar que se puede apagar con seguridad después de haber absorbido el cuerpo de un pájaro de 1,8 kg. El problema es que un ganso de Canadá puede llegar a pesar hasta 6,4 kg, así que la prueba no es muy rigurosa.