Los primeros tanques eran tan ruidosos que no

Los primeros tanques eran tan ruidosos que no podían comunicarse por radio, por lo que usaban palomas mensajeras