Los repelentes ultrasónicos para mosquitos …

DIVERSOS ESTUDIOS SOBRE LA EFECTIVIDAD DE LOS AHUYENTADORES ULTRASÓNICOS DE MOSQUITOS NO HAN ARROJADO RESULTADOS POSITIVOS, CONCLUYENDO QUE NO SIRVEN PARA REPELER A LOS INSECTOS.

mosquito
mosquito

Los mosquitos son un tipo de insectos indeseables, no sólo por sus molestos zumbidos durante la noche ni por sus temibles picaduras, sino porque también son vectores de muchas enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla y la malaria, entre otras.

Existe en el mercado una amplia variedad de productos químicos como repelentes, espirales e insecticidas que ayudan a combatirlos y otros que funcionan mediante métodos físicos, como la clásica palmeta o la lámpara electrocutadora.

Desde hace algunos años, se ha agregado al arsenal anti-mosquito un tipo de repelentes que dicen ahuyentarlos mediante ultrasonido, evitando el uso de productos químicos. Dichos dispositivos están constituidos por un oscilador eléctrónico y un buzzer piezoeléctrico, los cuales generan un sonido en frecuencias por encima del rango audible por el oído humano. También se comercializan programas para PC y aplicaciones para smartphones que dicen cumplir la misma función.

Así, nos encontramos con, Mosqui No Portatil de Chicco y con aplicaciones que podemos llevar en el celular como Anti Mosquito-Sonic Repeller (Android) o Mosquito Buster (para BlackBerry), junto a una larga lista de productos de similares características.
Teniendo al alcance de la mano soluciones tan simples, uno se pregunta por qué seguimos usando métodos arcaicos como el aplastamiento de mosquitos o esos pegajosos y malolientes repelentes en crema o spray, o peor aún los insecticidas, que si bien son levemente tóxicos, no es nada recomendable andar respirando en una nube de piretroides.

La realidad es que estos dispositivos han sido motivo de denuncias de parte de clientes insatisfechos con los resultados obtenidos: no se aprecia diferencia entre usarlos y no usarlos y, además, varios estudios científicos apuntan a lo mismo, asegurando que estos productos no tienen efecto repelente alguno.

El Dr. Roger Gold, de la Universidad A&M de Texas (EE.UU.), llevó a cabo un estudio sobre estos aparatos de ultrasonido y concluyó que su utilidad es nula. Gold y su equipo expusieron mosquitos a diferentes aparatos ultrasónicos sin encontrar ningún resultado positivo.

Según los fabricantes, estos dispositivos ahuyentan a las hembras de mosquito, que son las que pican generalmente a los humanos, imitando el aleteo del mosquito macho. La hembras repelen este sonido, ya que se aparean sólo una vez en sus vidas. En consecuencia, el mecanismo repelente debe basarse en el sistema auditivo de las hembras. Sin embargo esta hipótesis es inverosímil, ya que la capacidad auditiva de las hembras es relativamente débil. El Dr. Gold concluye que los dispositivos son ineficaces, ya que los insectos no escuchan el sonido que desprende el aparato, y si lo escuchan, se habitúan a él.

En el artículo de revisión Repelentes electrónicos contra mosquitos: propaganda y realidad, sobre la efectividad de los repelentes ultrasónicos, el Lic. Frank Coro y la Lic. Silvia Suárez de la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana concluyen:
“En el presente artículo de revisión damos 15 referencias directas y 2 indirectas de la realidad acerca de los repelentes electrónicos contra mosquitos. De su estudio queda claro que los datos de la literatura científica demuestran que estos dispositivos no protegen a quienes los portan de las molestas, y es posible peligrosas, picadas de mosquitos.”
“Los supuestos efectos repelentes de distintos dispositivos acústicos comerciales no han sido demostrados en investigaciones de campo y de laboratorio”.
En otro artículo titulado Repelentes electrónicos de mosquitos para la prevención de las picaduras de mosquitos y la infección del paludismo (Enayati AA, Hemingway J y Garner P), se concluye que:
“Los REM [repelentes electrónicos de mosquitos] no son efectivos para repeler los mosquitos y no deben recomendarse o usarse.”
“No se encontraron pruebas de un efecto de los REM sobre las tasas de mosquitos posados. Por lo tanto, no hay pruebas de que estos REM puedan ser potencialmente útiles para la prevención del paludismo en los seres humanos. Dados estos resultados de diez estudios cuidadosamente realizados, no parecen justificarse estudios adicionales sobre los REM para prevenir las picaduras de los mosquitos o tratar de prevenir la transmisión del paludismo.”
Otros análisis, realizados entre 1977 y 2007 evaluaron la eficacia de diferentes marcas de repelentes en condiciones de laboratorio y ninguno pudo demostrar el efecto que afirman tener.