Si un gato te lame las manos, la cara o …

Si un gato te lame las manos, la cara o el cabello, tómalo como un cumplido ya está acicalándote como a uno de los “suyos”