A este ritmo, en 3.000.000 de años aproximada

A este ritmo, en 3.000.000 de años aproximadamente, el ser humano carecería de piernas