El miedo a los dioses se llama «zeusofobia»

El miedo a los dioses se llama «zeusofobia»