La criatura más rápida del mundo es un hongo

La criatura más rápida del mundo es un hongo