La mayoría del agua que consumimos procede de

La mayoría del agua que consumimos procede de los alimentos. El tomate tiene un 95% de agua y la manzana un 85%