Las pecas se deben a una producción desigual

Las pecas se deben a una producción desigual de melanina